Eduardo Galeano

Loading...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Todos somos corruptos, pero os merece la pena porque os sacaremos de la crisis.




Les condenan a cuatro años de cárcel por delitos fiscales a Carlos Fabra, su hasta ayer gran prohombre y ejemplo a imitar, y hoy un señor que pasaba por allí. De cohecho y tráfico de influencias se ha librado. El gran cacique de Castellón no hacía esas cosas. El juez Ruz descubre pruebas de que el Partido Popular ha estado dieciocho años utilizando una contabilidad B. Dieciocho años de trapichear con dinero negro, sin controles, ni impuestos. Pero a Rajoy sólo le toca hablar de sus imaginarios logros económicos. En terreno amigo: los suyos. Ni para hacer balance de sus dos años de Gobierno, ni para referirse a la corrupción que ya aflora en sede judicial, se digna aparecer en público. Arrinconado hasta el molesto plasma, ha hablado por ventriloquia, utilizando la siempre fiel voz de Cospedal.
La versión del partido es que todas las facturas a las que se refiere Ruz figuran pagadas en la contabilidad oficial –¡qué torpe, Ruz!, con el tiempo que se ha tomado y no se da cuenta–. Y que si algo turbio hay, “habrá sido otro”. Bárcenas, claro está. Pero hay un matiz importante que el PP quiere enviar en sus consignas y cuya propagación le fue encargada a Esteban González Pons para que fuera tomando cuerpo durante el fin de semana. Un mensaje corto, críptico… y soez: “Los dirigentes del PP son tan honrados como todos, pero el PP es el único que puede sacar a España de la crisis”.
Con la credibilidad a cero por sus mentiras continuadas, los mandos del PP no tienen el menor empacho en seguir negando cualquier evidencia. Por si acaso, largan culpas fuera, a ver si todavía alguien no percibe la contradicción. A un Bárcenas, que sería un auténtico superhombre por haber ideado y ejecutado semejante plan. Esas personas que hoy tienen la caja fuerte del Estado y que creen les pertenecen también nuestros derechos –dado cómo se empeñan en “moldearlos”– han estado 18 años, 20, 30, los que sean, sin enterarse de nada, a pesar de la fiera corrupia que anidaba en sus entrañas.
Queda una vía más que explorar, sin embargo; la fundamental, de hecho. La que practica Rajoy, la que describió González Pons: Todos somos corruptos, pero os merece la pena porque os sacaremos de la crisis (en traducción libre). El portavoz popular admitió implícitamente que de honradez no andan sobrados, pero que es un mal general. Políticos, ciudadanos, todos somos iguales. El saco de la inmundicia permite camuflarse con más facilidad que en otro donde todo fuera impoluto. Se carga uno la política porque “total, todos los hacen” y en el río revuelto saca tajada el más tramposo. Y ya dibujado el paisaje, irrumpe en escena el Jinete de la Eficiencia Absoluta, el PP, el único que puede sacar a España de la crisis.
Presuponen Rajoy, Cospedal, González Pons, y cualquiera de las voces que en ese partido callan, que todos los españoles somos más o menos corruptos y, en consecuencia, que todos nos vendemos. Vendemos nuestra ética y nuestra dignidad “para salir de la crisis” en este momento. Les da lo mismo prometer tres millones y medio de empleos que una salida de la crisis, aunque las cifras fundamentales de la economía española sigan en despeñe. Desde que gobierna Rajoy, han empeorado todas las esenciales –paro, deuda pública, salarios, servicios públicos–, excepto la prima de riesgo y un tímido repunte del PIB –tras enorme batacazo–, que nace de las drásticas mermas a la sociedad y que constituye el hambre para mañana. A nosotros, a la mayoría de la población, nos han metido en la crisis más de lo que estábamos.
Podrán repetir sus cifras manipuladas, las autorías ajenas de la corrupción, insistir con el mantra de la herencia recibida, pero la verdad no cambia.
También se ha empobrecido la calidad de la democracia, la democracia en sí. España tendría que ser un clamor ante la constatación de que el partido al que han entregado el poder, tanto poder, maniobra en negro –según el auto del juez Ruz– en su funcionamiento diario y durante toda una vida: 18 años de práctica continuada. Los datos que ha acreditado el magistrado confirman en varios puntos los llamados papeles de Bárcenas. Los que hablaban también de sobresueldos en B, o de donativos de empresas que luego obtienen obra pública.
Pero España no es un clamor contra la corrupción, aunque llevemos siglos pagándolo muy caro. Alguna razón asiste a los populares en sus presunciones. Nos han insultado –al conjunto de la sociedad– doblemente, al considerar que todos somos como ellos y, desde luego, que hacemos la vista gorda a la corrupción si nos dan una migajas o –lo que es aún más patético– la promesa de falsas migajas. Y no se aprecian grandes reacciones de esas anchas espaldas en las que aquí se carga todo con asombroso desparpajo.
Marquemos la diferencia:
Verán, ni la economía alemana le compraríamos algunos a cambio de tanta bajeza. Porque igual no sería posible en estas condiciones. Deberían reflexionar todos los votantes de laxa moral sobre si a lo mejor Alemania y otros países democráticos funcionan a distintos niveles porque no tienen delincuentes al mando (dado que, cuando detectan alguno, lo echan y le exigen responsabilidades). Porque no se roba ni se permite que se robe tanto a los ciudadanos.

En una palabra, ni un malhechor avezado ni una organización creada tan sólo para delinquir desplegarían tal cúmulo de estrategias –bien sucia la del trueque– para evadir acusaciones y perseverar en su empeño. Pero no, los dirigentes del PP son honrados “como todos”, y, si algún indicio parece lo contrario, es pura casualidad. Y culpa de otro que, desde luego, ya no es nadie en el partido. Pero lo mejor es que son los únicos que pueden sacarnos de la crisis. Cuando se vayan, un par de décadas después de ir reparando los destrozos.
Llevamos 100 años alabando a la gente rica, yo diría que son mas, muchos mas años, pero no alabando sino maldiciendo a esa gente rica. la diferencia con otros países es que en estos, que tu defines como países con una mayor tradición democrática, y eso es innegable, el descontento y la indignación se tornó activa, en algún momento de su historia, el hastío por la corrupción y los desmanes de sus clases pudientes y dirigentes hicieron que el pueblo se sublevara, plantaron cara a esos poderes que cercenaban sus libertades, como ejemplo paradigmático la revolución francesa, amen de muchas otras no tan cacareadas que intentaron frenar la impunidad y el descaro de esas clases dirigentes.
En España, por desgracia, todos los intentos por transformar un país consumido por la pobreza y la indigencia en un país que corriera a la par con los tiempos en los que le toco vivir, que se subiera al carro del progreso, se impregnara de las bondades de otros países de nuestro alrededor, se vieron siempre truncadas por las elites reaccionarias, que eran y son muchas y que, lamentablemente, después de transcurrir muchos años podríamos decir que son las mismas, y que en muchos otros casos fueron apoyadas por aquellos países históricamente democráticos, contradictoriamente.
¿ Que se pretende al decir que el trabajo dignifica ?
El trabajo en si, puede dignificar o envilecer, según el tipo de trabajo y el objeto del trabajo.
Habrá personas que sus trabajos les dignifiquen y otras que no, ahora bien, en lo que si coincidiremos usted y yo, o tu y yo, es que lo que si puede llegar a envilecer el trabajo son las condiciones del mismo. Cuando alguien trabaja una burrada por cuatro duros, sin unas mínimas condiciones laborales esenciales y sabiéndose totalmente prescindible, con contratos temporales de tres días de duración, entonces ahí si que estaremos de acuerdo en que el trabajo o la actividad laboral que uno realiza lejos de dignificar te degrada como persona.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Quemar hasta las últimas naves




  • Mientras en la calle miles personas protestan por las miserias que esta crisis junto a estos recortes están llevando a la mayoría de la población a sufrir, otros miles aguantar bajo la ignorancia en su casa esperando que el milagro llegue y los saque de su letargo. Muchos de estos que callan piensan que todo esto es obra de un castigo divino y que por tanto nos lo merecemos; Han vivido toda su vida bajo el látigo de sus gobernantes; Ellos son los elegidos, y por tanto ellos deben de saber más que los demás. Son mareas de personas que han vivido toda la vida cumpliendo órdenes, creen que siempre ha sido así y así seguirá siéndolo; su resignación es tal que incluso si los mandaran despeñarse por un acantilado, lo harían ciegamente rezando y cantado el -MEA CULPA-. Algunos dirán que soy injusto hablando así; que existen muchas circunstancias especiales; Yo solo digo que no me vale, que no estoy dispuesto a ponerme en la fila y ser conducido al matadero como un cordero silencioso; antes prefiero quemar hasta las últimas naves y saltar de ese tren en marcha y romperme los huesos en el intento. Muchos estamos dispuestos a no dejar pasar más tiempo, seguir denunciado hasta desgañitarnos, a quedarnos aunque sea solos, aunque seamos considerados locos…otros muchos fueron considerados locos en otros tiempos y hoy sus locuras son las bases de nuestro bienestar. Los bultos en masas arrastrándose arrodillados hacia los altares, jamás escribieron la historia, solo fueron lastre perjudicial, solo al final beneficiario de las luchas de los llamados rebeldes, inconformistas, luchadores. Mucha vergüenza siento cuando aún hoy familias enteras ocultan el pasado de algunos de los ejecutados durante la dictadura, como si les diera vergüenza… vergüenza deberían sentir de no reconocer el gran valor que estos con sus actos hicieron por todos los demás. Así que no me valen disculpas, ignorancias, etc. Y solo les pediría que cierren sus puertas con doble vuelta de llaves, con trancas los postigos de las ventanas, que apaguen las luces; así lo que ocurra en su entorno les será ajeno; pues por desgracia nosotros tuvimos ya topos que si salían a tomar el aire eran fusilados.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Asi es la política.




Se dice que en España son más los políticos honrados que los corruptos, y es de esperar que así sea; no obstante, tal afirmación se antoja resbaladiza a la vista de que no tenemos constancia de que ningún partido denuncie la corrupción propia cuando tiene conocimiento de ella. Vaya por delante que esta realidad no presupone que los aparatos de los partidos y los políticos que integran estas formaciones sean corruptos en sí mismos por el hecho de callar. Sin embargo, hay que reconocer que es complicado de digerir para la opinión pública que nadie en los Gobiernos y en los partidos que los sustentan haya tenido nunca conocimiento de esas prácticas corruptas antes de que fueran puestas a disposición judicial. Así las cosas, se precisan mayores y más efectivos mecanismos de control acompañados de reformas legales que amplíen los tipos penales a fin de provocar un efecto disuasorio entre corruptores y corrompidos.
La política, por la responsabilidad que implica su ejercicio, es la más noble de todas las actividades que puede desarrollar una persona por ser la que administra y gestiona unos recursos públicos (escasos y fungibles) tendentes a satisfacer las necesidades que precisa el interés general. Por tanto, si desde las empalizadas ideológicas que representan los partidos no se selecciona a los más capaces para el desempeño de dicha actividad, luego no puede sorprendernos que su ejercicio termine representando justo lo contrario de lo que en teoría dice defender. Hay que entender que cuando la franja que separa la democracia de la corrupción se achica, el resultado es siempre un juego de suma cero, donde es la democracia la que cede todo el terreno que la corrupción conquista.
Por ello, es menester reconocerle a Rousseau el buen juicio de su pronunciamiento: “Si existiera un pueblo de dioses, se gobernaría democráticamente, pero un sistema de gobierno tan perfecto no está hecho para los hombres”. Aunque sea el miedo el que guarde la viña, no nos confundamos, han de ser las personas las que deben hacer bueno el sistema y no al revés.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Se nos va a desencajar la mandíbula



Ya tenemos aquí el invierno y, con él, llega una de las problemáticas sociales más desconocidas y ocultas para la ciudadanía: la llamada “pobreza energética”.
Esta precariedad, que sufren más de un 13% de familias en silencio, tiene graves consecuencias en la salud física y mental. La incapacidad de mantener la vivienda a una temperatura adecuada y de no poder cocinar, lavarse, iluminarse en condiciones normales, está provocando graves perjuicios y situaciones de subdesarrollo en nuestra sociedad.
Los altos índices de desempleo, la continua reducción salarial y las persistentes subidas en las facturas de gas y de luz están ocasionando que muchas familias no puedan afrontar el pago de suministros. Incluso parroquias y bancos de alimentos están pidiendo que la comida que se entregue sea precocinada para evitar que las familias vulnerables deban usar y pagar más energía para prepararla.
Es el momento de buscar alternativas, nuevos modelos que no condenen ni discriminen a cuatro millones de persones a vivir sin poder hacer frente a sus necesidades más básicas.—

 La Unión Europea no debería dejar, sino seguir siendo la vanguardia y el motor mundial en la lucha contra el cambio climático. Probable y desgraciadamente acabamos de ver sus efectos en fenómenos ambientales extremos en el tifón de Filipinas y el reciente ciclón en Somalia. El fondo internacional, aprobado en la Cumbre del Clima en Copenhague (2009) de lucha contra el cambio climático, debería apoyar a muchos países vulnerables y sin medios para tomar sus medidas de adaptación y prevención para estas catástrofes ambientales producidas por el cambio climático; aparte de ayudarlos para enfrentarse a las consecuencias de estos fenómenos extremos y subida de aguas de mares, con pérdida de suelos agrícolas por salinidad y consecuentemente de producción agrícola. El cambio climático es un fenómeno que se ha producido por la emisión global de gases de efecto invernadero y la deforestación, y por ello la responsabilidad de enfrentarse a sus efectos tendría que ser también global.
No hay otra solución en esta lucha contra el cambio climático que apostar por la transición energética hacia las energías renovables y aumentar el ahorro y la eficiencia en el uso de la energía, además de luchar contra las deforestaciones, allá donde sea, y promover la reforestación. Los países europeos que más han invertido con buena planificación en energías renovables, Dinamarca, Alemania, Suecia y Países Bajos, aparte de otras razones, fueron los que mejor han resistido la última crisis económica en Europa

Estamos viviendo unos tiempos confusos en los que cualquier día se nos va a desencajar la mandíbula de tanto abrir la boca con cara de lerdos. En todos los medios se dice que el pueblo vive un desapego hacia la clase política. Yo creo que en realidad es al contrario, la clase política vive un desapego hacia el pueblo: nos han perdido totalmente el respeto.
Igualmente, poca gente quedará que muestre la más mínima confianza en ellos, al menos los que están en este Gobierno y esta Oposición y los que han estado anteriormente, visto lo visto. La gran mayoría, al contrario, piensa que nuestros políticos gobiernan única y exclusivamente en su propio beneficio, sin tener en cuenta al pueblo más que cuando llegan elecciones. Por eso yo creo que nuestros políticos han perdido el derecho a ese nombre y propongo uno nuevo: despolíticos. Porque estos despolíticos no gobiernan ni hacen oposición, sino que aumentan sus arcas de maneras legales y, a veces, “presuntamente” ilegales. Estos son nuestros despolíticos. Y ésta es la imagen que vende la marca España.— 

sábado, 16 de noviembre de 2013

Una fecha para NUESTRA HISTORIA.

Hoy es una fecha para NUESTRA HISTORIA y ESTAMOS SEGUROS QUE TAMBIÉN ES UNA FECHA HISTÓRICA PARA LA HISTORIA DE NUESTRO PAÍS Y DEL MUNDO.
Hoy, 15 DE NOVIEMBRE DE 2013, el Ministerio del Interior ha notificado a este Partido, Movimiento Alternativo Ciudadano Plataforma Democrática Ciudadana-Partido Democrático, el Partido Democrático (macPD), su INSCRIPCIÓN COMO PARTIDO POLÍTICO EN IGUALDAD DE DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE EL RESTO DE PARTIDOS POLÍTICOS DE ESPAÑA, QUEDANDO FORMALMENTE INSCRITO CON FECHA 8 DE NOVIEMBRE DE 2013 ¡8 DE NOVIEMBRE DE 2013!

Se hace un llamamiento que DESDE HOY NUESTRO PARTIDO, CON LOS ÚNICOS LÍMITES DEL RESPETO A LA DEMOCRACIA Y A LA LIBERTAD, LUCHARÁ INFATIGABLEMENTE POR LLEVAR LA FELICIDAD A CADA UNO DE LOS HOGARES, CALLES Y RINCONES DE NUESTRO PAÍS, luchando con nuestra vida por conseguir que cada persona, mayor, adulto o niño, de nuestro país tengan asegurados su Dignidad, su Libertad, su Trabajo Digno o su Educación Gratuita, el libre acceso a la Cultura y a las Ideas, su Vivienda Digna, su Salud Gratuita, en suma Su Felicidad.

Hoy es una fecha para NUESTRA HISTORIA y ESTAMOS SEGUROS QUE TAMBIÉN ES UNA FECHA HISTÓRICA PARA LA HISTORIA DE NUESTRO PAÍS Y DEL MUNDO.

En nombre de los de momento 226 AFILIADOS/AS Y SIMPATIZANTES DE NUESTRO PARTIDO ¡Gracias! ¡Fuerza, Dignidad y Libertad! ¡Venceremos!

EL COMITÉ NACIONAL DEL macPD.
 —

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Contra la corrupción, cambios en la ley electoral y en la de partidos políticos




La superposición de tres crisis distintas, que interactúan entre ellas como los tres vértices de un triángulo, está dotando de especial complejidad a la situación española desde hace ya un lustro. Crisis económica, que tiene su peor lacra en el desempleo masivo, principal problema de España hoy, se mire por donde se mire. Crisis de modelo de Estado y Administración, que es crisis de gobernabilidad, con un conjunto fragmentado sin la debida articulación en 17 unidades (en algunas de las cuales el incumplimiento de la Constitución ha pasado a ser moneda corriente), un legislativo esclerótico, politizada la cúspide del judicial y todo ello monopolizado por unos partidos políticos que segregan una democracia de muy baja calidad. Y crisis de liderazgo político y de credibilidad que afecta prácticamente a todos los actores de ese escenario, al ser cuestionada su legitimidad de ejercicio, esto es, la que deberían haberse ganado en el desempeño de sus cargos y responsabilidades.
Las tres crisis, la institucional, la económica y la de credibilidad se refuerzan entre sí. La crisis económica es, en parte, consecuencia del mal funcionamiento de muchas instituciones, y sin duda ha potenciado la crisis de credibilidad política. Crisis esta que, a su vez, refuerza la de algunas instituciones fundamentales, como la Corona, la justicia o el Estado de las autonomías.
Y bien, hay que señalar de inmediato que la reacción de la sociedad española muestra una notable capacidad, no solo de resistencia, sino también de vitalidad. Frente a las expectativas de casi todos (científicos sociales incluidos), el enorme malestar contra políticos y partidos no se ha traducido en alternativas antidemocráticas. En España no hay partidos de extrema derecha o xenófobos, que en no pocos países europeos cosechan hasta un 20% del electorado. Ni hay tampoco partidos anti-Europa, que florecen como hongos en no pocos sitios. Tal vez porque a los españoles nos ha costado mucho dolor el aprendizaje de la tolerancia y del acuerdo como bien democrático, el aprendizaje del rechazo a la violencia como instrumento político, ahora no estamos dispuestos a perder esos valores.
Más aún: puede sostenerse que la sociedad española apuesta muy mayoritariamente por un compromiso de regeneración democrática, pues le va en ello, no ya el bienestar, sino incluso su misma persistencia como nación. Y aunque los políticos sean el blanco central de las críticas, ese empeño tiene que ser encabezado por ellos, con el presidente del Gobierno y el líder de la oposición al frente, contando con el respaldo de la Jefatura del Estado. Todos deberán demostrar altura de miras y generosidad. La alternativa será otros políticos capaces de ello.

Inevitablemente, ese proyecto debe comprender reformas constitucionales de envergadura, en particular para abordar el tema catalán y vasco. Aunque resulta absurdo exigir que cada generación dé su visto bueno a la Constitución, en nuestro caso resulta razonable actualizarla tras más de 30 años de rodaje, y no conviene fetichizar su texto. La realidad es dinámica y también debe serlo su marco normativo. Pero hay amplísimo margen para medidas de regeneración democrática en el marco constitucional actual, medidas que probablemente se relegarían al abrirse la puerta de la reforma de la Constitución sin mediar las circunstancias oportunas.Tal compromiso de regeneración debe ser nacional en el sentido orteguiano de la palabra, es decir, debe contar con un amplio apoyo social y debe ser capaz, no solo de movilizar a la sociedad española, que ya lo está en cierto grado, sino también de darle norte y orientación. Ha de contar con el respaldo de la mayor parte de los partidos del arco parlamentario, pues debe modificar reglas y prácticas fundamentales de la política y de otro modo lo arreglado hoy sería objeto de reforma más tarde, y reformado de nuevo al llegar otra mayoría, como ocurre en no pocos campos de la política española. Debe ser, además, un compromiso público, anunciado y probablemente rubricado con solemnidad, pues es importante que se marque y visualice un antes y un después, un punto de inflexión claro en la deriva de deterioro democrático. Ha de ser, finalmente, un compromiso a medio y largo plazo, un proyecto sostenido en el tiempo con tesón y perseverancia, más de medio y largo plazo que de corto plazo. No arreglaremos el país en un santiamén, pues la democracia es un problema de cultura y de educación, y se mantiene día a día.
Precisamente, el punto de partida debería ser un programa de medidas urgentes, acometiendo las reformas constitucionales cuando, superada la fase más dura de la crisis económica, se pueda abordar con rigor tan trascendente tarea. Ni eludir ni postergar: se trata de encontrar las condiciones adecuadas. En todo caso, podría avanzarse en ese camino con una iniciativa parlamentaria consensuada por la mayoría de los partidos, creando de inmediato un grupo de personas independientes y de alta reputación con el mandato de hacer una propuesta de reformas constitucionales, la cual sería sometida al tiempo a información pública para ir madurando y consensuando el debate.
El programa de medidas urgentes de regeneración y vitalización de la democracia debe comenzar, en definitiva, por las cuatro siguientes direcciones:

2. En segundo lugar, las élites públicas deben asumir (y casi exhibir) una ética de estricta austeridad en el manejo de los fondos públicos. En un momento en el que se están imponiendo sacrificios importantes a la sociedad española, las élites políticas y administrativas deben dar ejemplo de austeridad. Más aún que la incidencia en el gasto público, lo que importa es la relevancia simbólica que tienen los inflados equipos de asesores, la profusión de coches oficiales, los billetes de primera clase, las tarjetas de crédito…, todo lo que contribuye a esa sensación de “clase política” aparte. Sin duda, no se debe generalizar, y no son pocos los políticos (y, más aún, los funcionarios) de conducta intachable; pero una buena parte de quienes integran la clase política no ha interiorizado suficientemente la trascendencia que esto tiene. Y también la élite empresarial debería seguir la misma pauta.1. Ante todo, por lo que es hoy clamor dominante: tolerancia cero contra la corrupción en todas sus formas, ya la corrupción de alta o altísima intensidad (como la manifestada en el caso Bárcenas o en el de los ERE de Andalucía), ya de “baja” intensidad y que afecta a la misma ciudadanía. Pues la segunda es caldo de cultivo de la primera. Un verdadero compromiso ético que rechace tanto cobrar sin IVA o no pagar impuestos, como las donaciones y las subvenciones sin el debido control.
3. En tercer lugar, es urgente revisar la ley de partidos políticos en un doble sentido. Por una parte, forzando a la democracia interna mediante mecanismos que rompan la actual dictadura de las secretarías generales, quizás obligando a elecciones primarias o fórmulas alternativas. Y de otra, exigiendo total y absoluta transparencia en su financiación mediante mecanismos rigurosos de rendición de cuentas y auditorías externas. Debe replantearse todo lo concerniente a las subvenciones a los partidos (al igual que a los sindicatos o a las organizaciones patronales)
4. Finalmente, hay que revisar la ley electoral y el sistema de listas cerradas y bloqueadas, no solo para asegurar una mejor representación reduciendo las condiciones de entrada, sino también para establecer una mayor conexión entre representantes y representados y una mayor independencia de los primeros, hoy reducidos casi a la condición de empleados del partido.
* * *
Los españoles supimos organizar la convivencia tras 40 años de dictadura para darle un potente impulso de prosperidad y libertad a nuestra sociedad. Gracias a ello hoy estamos en mejores condiciones que entonces, mejor educación, más riqueza, mejor capital humano, mejores infraestructuras. Frente a actividades pesimistas o tentaciones de impotencia, hay que poner en valor el capital de recursos humanos, materiales e institucionales que tenemos acumulado. Ahora lo que necesitamos es un liderazgo capaz de aunar las muchas fuerzas sociales que pugnan por darle un nuevo impulso a España.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Comprender mejor como funcionan ciertas cosas....

 Estábamos bancarrota desde que entramos en la u.e. en el 86, y empezaron a vivir de dinero ajeno , prestamos multimillonarios, ahora casi 20 años después, debemos 1 billón de euros deuda publica y 3 billones deuda privada, y sigue subiendo,  no se puede declarar en bancarrota para no causar pánico y el temido efecto domino. según un diario británico  estamos en bancarrota, los políticos pensaron vivir toda la vida de prestamos multimillonarios, Cuando se termino el chollo exprimieron a los ciudadanos para que todo siga igual; 
LO PERMITIRÉIS ?????

Cuando un ratón permite que un gato lo domine, ese ratoncito se vuelve comida fácil, cuando una sociedad de ratoncitos permite que un gobierno de gatos gordos y hambrientos los dirija, esa sociedad se vuelve un banquete.

Mouseland: Una animación para no repetir la historia




El Vendedor de humo es un cortometraje de Animación realizado íntegramente por los alumnos de www.PrimerFrame.com



La Estafa financiera explicada en dibujos animados.


viernes, 8 de noviembre de 2013

EL CUENTO DE LA LECHERA Y LOS POLITICOS PIRAMIDALES.



Se construyeron autopistas que no llevaban a ninguna parte. Se hicieron aeropuertos que nadie necesitaba. Se levantaron auditorios y polideportivos que nadie había pedido. Se construyeron grandes e inútiles edificios, carreteras, rotondas, piscinas que nadie utiliza.
Alguien lo impulsó, alguien lo proyectó, alguien dio el permiso, alguien firmó y, lo que es más probable, alguien mordió. Ingentes cantidades de dinero que nunca llegaremos a conocer se malgastaron, derrocharon, malversaron. ¿Y quién es el responsable? Nadie.
Se utilizaron organismos e instituciones como las cajas de ahorros en beneficio de los gobernantes de turno en un descarado ejercicio de abuso de poder. Se gestionaron catastróficamente, se saquearon y se hundieron. ¿Y quién es el responsable? Nadie.
El último ejemplo: la Radiotelevisión Valenciana. Se utilizó de mala manera a capricho del Gobierno autónomo como herramienta política, en lugar de ser gestionada de forma eficiente como el servicio público que debía ser y nunca fue. Imposible saber los millones que ha supuesto, el dinero que se ha tragado. Seguramente había muchos bolsillos que llenar. Ahora resulta que es insostenible lo que fue sostenible durante años. Y con la justificación de que más vale cerrarla que cerrar un colegio o un hospital todo queda justificado. Ya está. ¿Ya está? ¿No hay nadie responsable? ¿Nadie?
   El sistema que seguimos empleando, solo tiene en cuenta el crecimiento de la empresa, de forma piramidal, sin llegar a ver que este no es sostenible en el tiempo, pues dado un momento la base ya no puede aguantar el peso de la torre que hemos creado, no existen nuevas posibilidades de venta pues la población ya esta saturada, en la mayoría de casos esta mierda producción al mismo tiempo no sirve para nada, pues solo fue una moda y no un factor necesario;
   Del mismo modo el sistema político se a empecinado en seguir esta estructura, que si a lo mejor puede ser buena en el sistema social, ( tengo mis dudas ) ya que con ella se logra la atención básica de los ciudadanos, es inútil en cuanto al proceso tributario, inútil en el proceso de desarrollo industrial, y lo que es peor aun mas inútil en el desarrollo del turismo pues no solo destruimos el ecosistema, si no que además lo llenamos de obras sin valor, sin un uso necesario, ( salvo el enriquecimiento fraudulento de la casta política, si no vean en que se convirtieron las cajas de ahorros.) Creo es un ejemplo del abandono de algunas ciudades en la antiguedad, ( y no tanto, veamos el caso de Detroit )
Soy partidario de la deflación, es una oportunidad para replantearnos los sistemas de producción y creación de empleo, y seguir un desarrollo basado en la creación de un tejido social sostenible, que de amparo y futuro a los ciudadanos, y por ello al país, considerando que el país no son solo sus ciudadanos si no además la flora y fauna y un recurso elemental como es el agua y el aire que respiramos.

La pasada semana la inflación de la eurozona se frenó hasta el 0,7%, por debajo de lo esperado, y saltaron las alarmas. El mercado más activo para descontar movimientos de tipos de interés es el de divisas. El euro cotizaba próximo a 1,38 dólares, máximos desde 2011, y comenzó a bajar anticipando que el BCE podría recortar tipos. Ayer se confirmó la bajada y al cierre del mercado europeo el euro cotizaba por debajo de 1,34 dólares.
A principios de siglo, desde el resto del mundo se analizaba la crisis japonesa como los biólogos analizan especies raras como el ornitorrinco. Hoy los europeos estamos atrapados en la trampa japonesa. Es cierto que la deflación  de precios de la eurozona no ha entrado en terreno negativo aún. Pero en Japón no lo hizo hasta 1998 y ya no ha vuelto a crecer desde entonces.
Si además tenemos en cuenta que continúa la fragmentación financiera, aunque ha minorado su intensidad en el último año, y que los canales del crédito siguen obstruidos, como sucedió en Japón, las presiones deflacionistas se intensifican. En este escenario, los manuales de economía nos enseñan que tiene que ser la política fiscal la encargada de estimular el empleo para cerrar la brecha. La eurozona tiene casi equilibrio primario antes del pago de intereses, lo cual da margen para planes de estímulo europeos extraordinarios, que podrían vincularse a los fondos estructurales y de cohesión.
Además, queda el principal problema que es la insostenibilidad de muchas deudas en Europa, públicas y privadas. En breve se tendrá que afrontar la reestructuración de la banca eslovena y el fantasma de Chipre volverá a sobre volar Europa. ¿Habrá quitas?, ¿solo para preferentistas y deuda subordinada?, ¿también deuda senior? Y ¿depositantes de más de 100.000 euros?

jueves, 7 de noviembre de 2013

Tranquilos tenemos menos parados en España, gracias a que los autobuses aun funcionan, y están llevando a los jóvenes con destino a la nada.



Cinco costosas facturas que la crisis ha cobrado al Estado de bienestar en España

La desigualdad se ha disparado, el paro está desbocado, la confianza en las instituciones se sitúa en mínimos, y ya un 12% de los hogares con trabajo son considerados pobres
La OCDE constata el empeoramiento de la calidad de vida en España a causa de la crisis, con una caída del 12% en la percepción de los ciudadanos sobre cómo son sus condiciones

CCOO asegura que en 2014 las prestaciones por desempleo se recortan un 5,6 por ciento
El paro y la pobreza laboral empeoran a pasos agigantados la calidad de vida en España.

Que la crisis económica está teniendo efectos más allá de las estadísticas y las cifras que cada día inundan los medios es ya bien sabido. Pero ¿hasta qué punto se ha deteriorado el conocido como Estado de bienestar? Un estudio de la OCDE no deja lugar a dudas: los países europeos que más han sufrido la crisis y las recetas de la troika son los que también más han visto empeorar su calidad de vida. Así, la percepción de los españoles de su calidad de vida ha caído un 12% desde el inicio de la crisis; la percepción de los griegos, un 20%; y la de los italianos, un 10%. Los alemanes son unos de los pocos que han visto mejorar sus condiciones.
El informe, titulado 'How is Life?' señala que los hogares medios en España están "severamente" afectados por la crisis, con especial impacto en su nivel de ingresos, empleo, satisfacción y compromiso social. Además, España sigue estando muy por debajo de los otros socios de este selecto club de economías industrializadas en el caso de la educación, la calidad medioambiental o en la percepción personal de bienestar.
1.- España es uno de los países de la OCDE donde más ha caído la renta disponible de las familias (cerca del 5%), entre 2007 y 2011. La desigualdad de rentas ha crecido un 6% en ese periodo mientras que en la OCDE lo ha hecho un 1,2%. 
2.- Según recoge el informe, el mayor impacto en la vida de las personas procede del deterioro del mercado laboral y de las condiciones de trabajo: en los últimos cinco años, la tasa de ocupación ha bajado más de diez puntos y el paro de larga duración ha subido en nueve puntos porcentuales. "La peor situación laboral tiene un gran impacto en la satisfacción de las personas con sus vidas", señala el informe. Si en 2007, el 67% de ellas se declaraban muy satisfechas con sus vidas, en 2012 solo lo hacían el 51%, uno de los porcentajes más bajos de la OCDE.
3.- La confianza en las instituciones y en el funcionamiento de la democracia cae con fuerza: el porcentaje de la gente que confía en el Gobierno ha caído del 48% en 2007 al 34% en 2012, primer año del Gobierno de Mariano Rajoy. En cambio, el informe constata que han surgido nuevas formas de solidaridad y compromiso social y que ha aumentado el número de personas que ayudan a los demás o que están involucradas en voluntariado, algo que también ha sucedido en el resto de los países de la OCDE.
4.- La brecha de género se ha reducido durante este periodo en la mayoría de los países de la OCDE, también en España. Sin embargo, el informe señala que las mujeres españolas cuentan con menos probabilidades que los hombres de tener un trabajo pagado o de ser elegidas como diputadas, pero tienen más posibilidades de pasar más horas trabajando en tareas del hogar o de sentirse inseguras cuando caminan solas por la noche.
5.- El trabajo no garantiza salir de la pobreza. España se ha convertido ya en el séptimo país de la OCDE donde un hogar es pobre, pese a que al menos uno de sus miembros trabaja. Así, un 12% de los hogares en los que había al menos un ocupado en 2010 eran considerados pobres, una tasa muy parecida a la de EEUU, donde los contratos precarios han hecho común este fenómeno.

martes, 5 de noviembre de 2013


 vídeo promocional del M.A.C.P.D. 

Movimiento 
Alternativo 
Ciudadano 
Partido 
Democrático

La alternativa de democracia real ¡EXISTE! ¡VOTA!


http://www.youtube.com/watch?v=e2wPF8UGSFo&feature=youtu.be



lunes, 4 de noviembre de 2013

Estamos en manos de incompetentes que además carecen de escrúpulos



¿Por qué nada sirve nunca de nada?


Van a cumplirse dos años desde las últimas elecciones. Sí, sólo dos años, aunque parezca que Rajoy, Sáenz de Santamaría, Montoro, Mato, Wert y demás conmilitones lleven burlándonos una eternidad. Como me considero un hombre común, estoy convencido de no ser el único al que lo siguiente causa perplejidad: en este periodo se han aplicado incontables recortes en todo lo habido y por haber, pero sobre todo en lo que a la gente le importa más, con el consiguiente deterioro en sanidad, educación, ciencia, investigación, cultura, limpieza y transportes públicos. Las partidas presupuestarias han caído en todos los ámbitos; los enfermos “copagan” sus medicamentos (es decir, los pagan dos veces); los “dependientes” se han quedado sin asistencia y algunos pacientes crónicos han de contribuir a sufragar las ambulancias que los transportan para sus tratamientos; la electricidad ha subido varias veces, mientras los sueldos bajan o permanecen congelados desde hace años y en cambio el IPC continúa creciendo; los pensionistas han visto mermado su escaso poder adquisitivo (un aumento del 0,25% anual es una merma salvaje, teniendo en cuenta cuánto más se encarece la vida); en el Ejército empieza a faltar personal de adiestramiento; el mal funcionamiento de los organismos públicos se ha agravado por la reducción de plantillas; se jubila por la fuerza a médicos y sus plazas no se cubren, y lo mismo sucede con los profesores, de secundaria y de estudios superiores; las tasas universitarias están por las nubes, se restringe la concesión de becas. Todos los impuestos nos han sido elevados, en contra de lo prometido por el candidato Rajoy. En vez del 15%, nos retienen el 21%, y esa medida “transitoria” ya está prorrogada para 2014. También el IVA está en el 21% para casi todo, y eso ha conducido al cierre de cines y teatros y a la pérdida de más y más empleos. El presupuesto para bibliotecas públicas fue de cero euros en 2013. Según Sérvulo González, de este diario, “La carga fiscal nunca ha sido tan alta en al menos dos décadas … Rajoy ha impulsado la mayor subida tributaria de la historia reciente … Pero las bases imponibles siguen en caída libre debido a un empobrecimiento de los hogares (hay menos renta que gravar, menos consumo y las empresas ganan menos)”.

Lo prueba que, en medio de esta depauperación general, el Gobierno cuente con unos 600 “asesores”, es decir, individuos opacos designados libremente y a los que nadie ha votado, y que, al no ser funcionarios, tampoco ven rebajados ni congelados sus arbitrarios sueldos. El Ayuntamiento de Barcelona, a su vez, cuenta con 262, y el de Madrid no se sabe si con 231 o 254, mientras el de París, con más millones de habitantes, se asesora sólo con 36, según Acosta Vera, lector de este diario. Multipliquen por el número de ciudades de España. Añadan los “asesores” de los 17 gobiernos autonómicos, y les saldrán millares de personas nombradas a dedo, en su mayoría inútiles y parasitarias (ya se ve cómo funciona todo) y que cobran cantidades misteriosas de los Presupuestos del Estado. Lo más sangrante, con todo, es esto: si alguien es Presidente, ministro, alcalde, consejero autonómico o concejal, se supone que posee conocimiento y criterio para desempeñar su cargo y que no necesita de ningún asesor, no digamos de 262. Es como si yo no escribiera mis libros –aunque los firmara– y tuviera a mi disposición un nutrido equipo de “consejeros” y “negros”, por qué no. De la misma manera que si soy novelista se da por descontado que sé escribir mis novelas y decido en ellas sin ayuda de nadie, y me documento si me toca hacerlo, de un cargo público debe esperarse que él o ella sean sus propios “asesores”, y que dimitan si no es así y dejen su puesto a quien sepa de verdad. O bien que el salario de los 262 “asesores” de Barcelona, los 231 de Madrid y los 600 del Gobierno central se reste de los que respectivamente perciben Xavier Trias, Ana Botella y Mariano Rajoy. Al fin y al cabo, el primero tiene el sueldo político más elevado de España. Lo cual, dicho sea de paso, también carece de explicación, e incluso de verosimilitud.No hemos acabado, se rasca hasta el miserabilismo: las gasas, tiritas y demás, que hasta ahora soportaban un IVA del 10%, lo acarrearán en breve del 21%. Los bancos, no se olvide, han recibido miles de millones de los contribuyentes, pero niegan líneas de crédito a la mayoría de pequeñas y medianas empresas, así como a los particulares que los salvaron de la bancarrota. La perplejidad es elemental: ¿cómo puede ser que todos estos brutales recortes y ahorros, y toda esta monstruosa operación recaudatoria (un saqueo, un expolio en regla), no sirvan nunca de nada? Está previsto que el paro crezca aún más, las empresas siguen arruinándose, los comercios echan el cierre, el consumo está por los suelos. El déficit empeora y la deuda apenas mejora. ¿Dónde va a parar todo ese dinero, el que no se gasta en servir a los ciudadanos y el que se les sustrae con variadas triquiñuelas legales? ¿Por qué nada surte efecto? Hay una respuesta obvia: estamos en manos de incompetentes que además carecen de escrúpulos. Pero ¿tan incompetentes? Excede toda verosimilitud. Para la ausencia de escrúpulos no hay límite de verosimilitud.