Eduardo Galeano

Loading...

sábado, 25 de enero de 2014

Medidas para la Independencia y Transparencia de la Fiscalía Anticorrupción







La Fiscalía Anticorrupción no debe convertirse en un organismo que garantice la protección de los criminales. Es de sentido común que este organismo no puede defender a presuntos corruptos porque, en definitiva, cualquier imputado o posible imputado de los que está siendo ahora mismo defendido por la Fiscalía, cuenta con sobrados medios para defenderse, tanto legales como económicos. Así, que si esto está sucediendo, se hace evidente que hay una intención clara por corromper al organismo que debería perseguir a estos presuntos delincuentes o criminales, según sea el caso.

Propuesta para la Independencia de la Fiscalía Anticorrupción
Con la intención de devolver la dignidad a la Fiscalía Anticorrupción, deben tomarse las oportunas medidas que garanticen la independencia del organismo, procurando evitar toda vinculación política. Se entiende, que la corrupción nace en el seno de los gobiernos y, por tanto, no tiene sentido que la responsabilidad de decidir quienes van a ser los responsables a cualquier nivel en la Fiscalía Anticorrupción corresponda al Gobierno y a los políticos.
Por esta razón, pensamos que es necesario garantizar la independencia de la Fiscalía Anticorrupción y que, por tanto, habría que impulsar las siguientes medidas:
1. Independencia total del gobierno y del poder judicial.
2. Puestos meritorios.
3. Elección del Fiscal General del Estado con carácter meritorio y por elección popular.
4. Requisitos para ser fiscal:
a. Independencia política y gubernamental.
b. Puesto meritorio.
c. Independencia familiar con la política, el gobierno, entidades financieras y grupos de presión.
5. La Fiscalía Anticorrupción nunca intercederá como defensa ante presuntos corruptos.
6. La Fiscalía Anticorrupción deberá garantizar el ejercicio óptimo de sus funciones como acusación.
7. Todo fiscal estará obligado a identificar sus méritos y carrera profesional a través de la web de la Fiscalía Anticorrupción, así como los informes de cada uno de los distintos procedimientos en los que interviene.
8. Todo fiscal estará obligado a mostrar sus retribuciones salariales y la declaración del IRPF.
Estas propuestas se hacen entendiendo que la corrupción es un grave problema que afecta directamente a los Derechos Humanos de un país. Por tanto estos crímenes deben considerarse como actos criminales contra la humanidad y, en concreto, contra toda la población de un país. Por esta razón, tanto la ejecución de la ley como las penas deben ser máximas porque, entre otras cosas, la prosperidad del país depende en gran medida de la salud económica del mismo y la legitimidad de su gobierno.
Conclusiones
La Fiscalía Anticorrupción está para acusar en nombre del pueblo, se gestiona con fondos públicos del pueblo y se debe sólo al pueblo. Por tanto, es muy grave que con fondos públicos se estén defendiendo a las personas que presuntamente han estado robando a todo el país.

Tampoco se puede tolerar que la Fiscalía Anticorrupción adopte la postura de abogado defensor cuando apenas se contempla una posible imputación. Esto, da a entender que la Fiscalía no va a actuar con la suficiente diligencia durante el proceso judicial, deslegitima al organismo y pervierte el sentido mismo de la independencia de la justicia. En cualquier caso, la Fiscalía Anticorrupción nunca debería adoptar la postura del abogado defensor.

Lo más grave de este asunto es que la Fiscalía Anticorrupción posiblemente esté incurriendo en un delito de prevaricación al dictaminar resoluciones injustas para la ciudadanía, al defender a presuntos corruptos, al incumplir sus deberes públicos y al abusar del poder de su posición. Y estos abusos, no se producen sólo por la defensa de los presuntos corruptos, sino por el hostigamiento al que tiene sometidos a los jueces que intentan hacer su trabajo, incluso retirándolos de sus funciones.